fbpx
El falso desapalancamiento español
12 diciembre, 2013
¿Otra vez crisis global?
11 febrero, 2016

Un plan romántico para San Valentín

Por todos es sabido que el 14 de febrero Cupido lanza sus flechas de amor, por lo que los detalles, la buena compañía y alguna que otra escapada romántica no pueden faltar. Este año San Valentín cae domingo, por lo que no existe excusa alguna para no sorprender a tu pareja con un viaje lleno de romanticismo durante ese fin de semana. Lo típico es aconsejar destinos tan bellos como la ciudad del amor (París), la capital que presume de poseer el Coliseo (Roma), o la ciudad que según Frank Sinatra nunca duerme (Nueva York). Sin duda alguna son destinos mágicos que enamoran a simple vista, pero consideramos que ese fin de semana debemos ampliar nuestros horizontes y descubrir nuevas culturas.

Copenhague (Dinamarca)

La capital danesa es una ciudad hermosa para recorrer tanto en bicicleta como a pie. El contraste está asegurado entre sus edificios vanguardistas y sus maravillosos palacios reales. Es imprescindible hacerse una fotografía junto a la famosa Sirenita, situada en la Bahía del Puerto de Copenhague, así como alguna que otra instantánea en alguno de los puentes del canal con los edificios de colores de fondo. Para los más aventureros es necesario visitar los Jardines de Tivoli y los amantes de la cerveza deben pasar por la fábrica de Carslberg.

En esta ciudad nórdica uno puede realizar breves excursiones al norte de la capital y disfrutar de sus parajes naturales, sus museos o castillos; realizar románticos paseos por la Bahía de Køge; o simplemente ir de compras por los diferentes y pintorescos comercios de la ciudad. Sin duda alguna es un destino en el que poder disfrutar del amor.

Copenhague

Praga (República Checa)

Praga, la ciudad que te traslada a la época medieval. Desde el primer momento en el que uno pone pie en ella queda enamorado de su resplandor. Uno no solo puede contemplar monumentos como el Castillo de Praga, sus esplendidos jardines reales, el legendario Barrio Judío, así como el Reloj Astronómico de la ciudad, sino también adentrarse en el “mundo kafkiano”.

Tras visitar una ciudad plena de cultura es hora de inmortalizar esa escapada romántica mediante instantáneas inolvidables desde el Puente de Carlos o disfrutar de un crucero por el río Moldava. En Praga, la cultura, el amor y la magia están garantizados.

Praga (República Checa)

Budapest (Hungría)

Cambiamos de río y viajamos hasta el Danubio para conocer la capital de Hungría: Budapest. Esta ciudad contiene numerosas joyas históricas como el Parlamento de Budapest, el Castillo de Buda donde residían los antiguos reyes húngaros, el famoso Puente de las Cadenas y la Plaza de los Héroes.

Para aquellas parejas que simplemente quieran pasear por la capital les aconsejamos adentrarse en Aquincum, una antigua ciudad romana situada en el corazón de Budapest. Para acabar una jornada repleta de aventura, que mejor que recorrer la calle peatonal principal Váci Utca y descansar tomando algo en una de sus típicas cafeterías.

Budapest (Hungría)

Malmö (Suecia)

Está claro que Malmö no es la capital de Suecia, pero es una acogedora ciudad que recoge cultura, ocio y naturaleza. Además de poder disfrutar de museos, edificios arquitectónicos modernos, conciertos y festivales, hay que deleitarse con los sabores tradicionales de la región y probar platos típicos como el pastel de azúcar spättekaka o degustar alguna de sus especialidades con anguilas.

Después de un atracón de manjares suecos, que mejor que pasear por los diversos parques de la ciudad, visitar los llamativos canales en barca o conocer las playas de Malmö en bicicleta. Antes de terminar la jornada, debéis sumergiros en el mundo de las compras y recorrer sus locales comerciales, así como su mercado y rastro. Sus productos modernos y de diseño os dejarán deslumbrados.

Malmö (Suecia)

Cada uno de estos destinos desprenden encanto por doquier y son ciudades únicas que hay que visitar con nuestra pareja para poder enriquecerse con nuevas culturas y disfrutar de una escapada en la mejor compañía. El único pequeño contratiempo que pueden tener estos destinos es que cada uno de ellos tiene su propia moneda: Copenhague utiliza la Corona Danesa, Praga funciona con la Corona Checa, Budapest emplea el Florín Húngaro y Malmö usa la Corona Sueca. Pero eso no es problema porque desde las distintas tiendas de QuickGold podéis realizar cambio de divisas de una manera fácil, rápida y segura. De este modo no tendréis que ir preocupados de un lado para otro pensando dónde poder cambiar vuestros euros. Para más información podéis entrar en nuestra página web o acudir a cualquiera de nuestras tiendas. Una vez tengáis realizado el cambio de divisas podréis disfrutar de una maravillosa escapada romántica.

¡Feliz fin de semana de San Valentín!

QuickGold Expansión | Especialistas en compra, venta de oro y empeños
Right Menu Icon